El Cortex-A72 de ARM será tres veces más potente que los smartphones actuales

Cortex-A72-de-ARM
El nuevo chip marcará un nuevo precedente en la industria de dispositivos móviles. El diseñador de chips más importante de Reino Unido, ARM, ha difundido información novedosa e interesante en torno a su flamante Cortex-A72, una pequeña pieza de hardware que, de acuerdo con las declaraciones más recientes de los portavoces de la compañía, marcará un nuevo precedente en la industria, al funcionar como núcleo de los dispositivos móviles más potentes, rápidos y ligeros que veremos en 2016. La compañía ha crecido de manera importante durante los últimos años, tanto y a tal grado que actualmente es posible encontrar en las entrañas de una gran cantidad de terminales un chipset de esta firma, de modo que la revelación de que de el nuevo Cortex-A72 tiene la potencia suficiente para lograr un desempeño tres veces mayor a sus antecesores representa una declaración seria.

Dando un repaso por los smartphones y demás dispositivos móviles comercializados durante los últimos años encontramos sin duda que el consumo de energía se ha convertido en uno de los factores de mayor relevancia, tanto para fabricantes como para usuarios, y es ahí donde el esbelto Cortex-A72 también marcará una nueva pauta, ya que tendrá la capacidad de utilizar hasta un 75% menos de energía ejecutando las mismas funciones de procesamiento que los chips de generación actual, lo que marca dos líneas de tendencia importantes en torno a las que girarán los productos de 2016: mayor capacidad de procesamiento y autonomía en dispositivos mucho más delgados. El secreto de esta capacidad de desempeño reside en la arquitectura del Cortex-A72, cuyo diseño integra una nueva generación de transistores de 16 nanómetros, mucho más esbeltos y ágiles que los actuales.

La información, compartida por ARM a través de ReCode, deja en claro que el mercado móvil de 2016 será bastante interesante y potencialmente productivo para la compañía, confirmando ya la participación de diez empresas para implementar la fabricación de su chip diseñado. ARM ha contando entre sus clientes habituales a firmas como Qualcomm, Samsung, Apple y Nvidia, de modo que es obvio suponer que ellos se encuentran dentro de dicha lista no confirmada. Ahora la incógnita es qué nuevas tendencias de diseño se generarán a partir de esta tecnología, ¿Phablets más largos y delgados? ojalá no.

Comentarios

Comentarios